Darle peso, al peso

Llegan muchos de mis pacientes agobiados por bajar de peso rápidamente, compensar esos kilos de más que ganaron en diciembre, determinados a lograr su meta de peso y % de grasa.

Lo que me he encontrado es, que algunos bajan poco de peso, pues están demasiado preocupados por hacer el plan de alimentación "perfecto", para así lograr más rápido el objetivo y no se dan cuenta que tanto estrés provoca que no puedan bajar de peso como deberían o como quisieran.

Suena irónico y contradictorio que siendo nutrióloga les pida a mis pacientes que no busquen la "perfección" cuando están tratando de seguir el plan que diseñamos. ¿Porqué les aconsejo esto? Muy fácil. La perfección en los seres humanos no existe, lo mismo pasa con las dietas, tratar de seguir una dieta de manera perfecta seguramente provocará que te estreses demasiado y esto como consecuencia hace que no bajes de peso.

¿El estrés engorda? Sí, el estrés engorda. Si te la pasas pensando en todos esos chocolates que se te antojan pero que no "deberías" comer, volteas a ver la comida del de al lado pero tú te "conformas" con tu ensalada, estás generando un estrés en tu cuerpo que lo que hace es que secretes una hormona llamada CORTISOL. Esta hormona, es la encargada de avisarle al cuerpo que estás en un estado de alerta, de estrés, y por lo tanto hace que almacenes grasa más fácilmente, o bien, impide que tu cuerpo trabaje como debería para que bajes de peso. (Te lo estoy explicando facilito, en realidad es mucho más complicado)

Vivir estresado por cumplir tu dieta solo generará ansiedad que a la larga provocará que tengas atracones de comida o que, cuando "salgas" del plan, lo hagas de manera desmedida. Este tipo de comportamiento lo único que hace es hacerte sentir fracasado, porque otra vez más "rompiste la dieta" y no puedes controlar esos antojos. Cuando llegas a tu consulta de nutrición y ves que el resultado no es el que esperabas, vuelves a sentir esa ansiedad, esa desesperación y angustia y es un círculo vicioso del que no puedes salir.

Lo que les aconsejo a mis pacientes y a tí que estás leyendo esto, es que le dejes de dar PESO AL PESO, tal cual como se lee, se entiende. Deja de preocuparte por el número que ves en la báscula. El mejor ejemplo que pongo siempre es: Imagínate que todo el tiempo alguien te está moleste y moleste con que hagas algo, pone presión sobre ti, te regaña si no lo haces y se enoja. Obviamente, odias a esa persona y es normal que entre más te digan, menos quieras hacer las cosas. Lo mismo creo que pasa con nuestro cuerpo. Si todo el tiempo te estás regañando, exigiendo y volteando a ver el número en la báscula, seguro que no bajarás de peso, cuando dejes de poner TANTA atención a tu peso, si haces bien las cosas (comer bien, hacer ejercicio, relajarte) seguro que lograrás lo que quieres cuando menos te lo esperes, casi te lo podría firmar ;)

Espero que esto te sirva!

 


Publicación más antigua Publicación más reciente