Nutrición deportiva sustentable

Es un hecho que estamos acabando con los recursos naturales que el planeta tierra nos ha proporcionado durante años. Como parte de la civilización humana y su desarrollo, hemos adoptado prácticas que favorecen muy poco a nuestro planeta tierra y lo dañan paulatinamente.

Cada vez existen más personas precupadas por el medio ambiente, lo cual es algo bueno. Sin ambargo, debemos realmente crear conciencia sobre lo que significa ser sustentables y de esta manera ayudar al planeta. El término sustentabilidad se refiere comunmente a “cumplir las necesidades de la generación actual sin comprometer la habilidad de futuras generaciones para satisfacer las suyas” [1]

El problema es, que como seres humanos no hemos tomado esto en cuenta por la demanda de bienes y servicios que existe conforme hay un crecimiento en nuestra población. Lo que debemos hacer en estos momentos es tratar de ayudar. No sólamente enfocarnos en una cosa, como por ejemplo: reciclar. Se debe procurar abarcar todos los aspectos posibles para beneficiar al medio ambiente y la alimentación sin duda es una de ellas.

La agricultura y la producción de alimentos es parte importante de la producción de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global. Como lo explica Nanna Meyer PhD. En su artículo “GOOD FOOD, HEALTH, AND SUSTAINABILITY: AN INTRODUCTION FOR HEALTH PROFESSIONALS” Los profesionales de la salud como por ejemplo las nutriólogas, deben ser más conscientes en educar a los pacientes sobre cómo pueden contribuir al mundo, y aún así verse beneficiados en su alimentación. Se debe comenzar con la educación de la población en este tema para poder llegar finalmente a aplicarlo.

Uno de los alimentos que mayor producción de gas metano arroja es la carne.[2] Esto se debe no sólo a la utilización de la tierra, sino a la forma en la que son alimentados. La mayoría del ganado bovino se alimenta de cosechas de granos de maíz, lo cual también contribuye a que sea muy costoso para el medio ambiente obtener carne. Al igual que este alimento, el pollo, el cerdo, los huevos y los lácteos tienen un importante impacto sobre el planeta, aunque en menor proporción.

El consumo de pescado no es la excepción. Ser sustentable significa apoyar la economía local, y como dice Meyer en el mismo artículo “el pescado es la comida de los ricos”. La mayoría de las personas que consumen pescado no viven en la costa ¿qué irónico no? Lo que no se puede ignorar es, que la producción de pescado para alimentar a poblaciones proviene de granjas acuáticas, las cuales utilizan medios poco amigables con el medio ambiente y la salud. Si lo que te preocupa es no consumir suficiente omega –3 existen fuentes tales como la linaza y la chía que contienen estos ácidos grasos.

¿Cómo empatamos la nutrición deportiva con la sustentabilidad?

Si bien los alimentos de origen animal son parte importante de la dieta, si se quiere lograr un impacto positivo en el planeta, se puede reducir el consumo de estos alimentos y sustituir las necesidades proteícas a partir de fuentes vegetales (leguminosas, granos, semillas).Existe un movimiento llamado “Meatless Monday” o en español “Lunes sin carne” cuyo objetivo es no comer carne (ni pollo, ni pescado) durante un día. Con esto, contribuimos al medio ambiente y sólamente un día a la semana será suficiente para poner tu granito de arena.

Los atletas deben tener una dieta completa. El hecho de apoyar productos mexicanos y consumir cosas de temporada no pone en riesgo la salud y nutrición del deportista, ya que siempre están a la mano productos y alimentos nutritivos. Hay que hacer conciencia de que el planeta necesita que hagamos un cambio en cómo nos alimentamos, para disminuir el impacto que tiene toda la producción de alimentos que existe hoy en día.

Espero que esto te sirva.

Si tienes dudas o inquietudes no dudes en escribir.

Referencias:

[1] United Nations. World Commission on Environment and Development: Our Common Future. The Brundtland Report. Geneva (Switzerland):United Nations, 1987 [cited 2014 Sep 15]. Available from: http://www.un-documents.net/wced-ocf.htm.

[2] Meyer, N. Good food, health, and sustainability:an introduction for health professionals. Global Challenges. Local Opportunities. Acsm’s health & fitness journal. Vol. 19/ no. 4

#nutricion #nutriciondeportiva #deporte #salud #medioambiente #sustentable #local #orgánico #saludable


Publicación más antigua Publicación más reciente