¿Porqué me enfermo seguido cuando entreno?

Muchas veces mientras sube tu carga de entrenamiento los estornudos, ojos llorosos, tos y cuerpo cortado se apoderan de ti frecuentemente. No sales de una cuando ya otra vez estás enfermo ¿qué pasa?    El 75% de las veces, los atletas se enferman de las vías respiratorias. Es la infección más recurrente en deportistas, aunque también se ha reportado enfermedades del sistema digestivo (10-20%), problemas de la piel 10-15%) o de vías urinarias (5-10%). Muchas veces al presentar síntomas como de gripa,  no significa necesariamente que tengas una infección, puede deberse a alergias o una simple inflamacion de las vías respiratorias  debido a que respiras aire frío o muy contaminado. (ejemplo: ¡esta ciudad!)

El hecho de estar enfermo representa que te saltes entrenos e incluso si los haces, tu rendimiento disminuye notablemente esto se debe a que las infecciones afectan muchos de tus órganos y puede:

  • Disminuir capacidad motora
  • Disminuir la fuerza muscular
  • Disminuir la capacidad aeróbica
  • Alteraciones en las funciones metabólicas

Más aún si tienes calentura, la capacidad de termoregulación de tu cuerpo se ve seriamente afectada y aumentan las pérdidas de líquidos. Se ha observado que el rendimiento depués de haber estado enfermo disminuye a pesar de que ya no te sientas mal y esto dura entre 2 a 4 días. El tema con los atletas es, que como no queremos dejar de entrenar nos enfermamos recurrentemente, porque no dejamos que el cuerpo se recupere y nos vamos a entrenar con síntomas de resfriado hasta que de verdad ya no podemos ni pararnos de la cama. Lo importante de esto es que sepas que las complicaciones médicas de una simple gripa pueden ser serias sino te cuidas.

Los factores que contribuyen a que te enfermes más seguido o no, son muchos, entre ellos la intensa carga de entrenamiento. Es más común que los atletas se enfermen durante los meses de invierno pero en cualquier momento puedes contraer una infeccion sobretodo cuando uno o más de estos factores se combinan:

  • Intensidad del entrenamiento
  • Competencias
  • Estrés psicológico
  • Mala dieta
  • Viajes

Se ha comprobado que las sesiones de entrenamiento muy intensas deprimen el sistema inmune ( leucocitos) y estos cambios que se dan en el cuerpo abren un tipo de “ventana” a contraer infecciones. (Gleeson et al. 2013). El hecho de no dormir bien o de tener una dieta con proteína insuficiente y pocas verduras y frutas (vitaminas y minerales) afecta el sistema inmune.

Así que ya sabes, si quieres mantenerte lo más sano posible durante todo el año no olvides la importancia de una buena nutrición que complemente tus entrenamientos de manera adecuada y que te dé los nutrimentos necesarios en el momento adecuado.

Referencias

  • www.mysportscience.com
  • Gleeson M (2016) Immunological aspects of sport nutrition. Immunology and Cell Biology 94:117–123.
  • Gleeson M, Bishop NC and Walsh NP (2013) Exercise Immunology. London: Routledge (Taylor and Francis). ISBN 978-0-415-50725-7 (Hb); 978-0-415-50726-4 (Pb); 978-0-203-12641-7 (Ebook).

Publicación más antigua Publicación más reciente